Sin categoríaLos contratos y la firma de pagarés

Es una costumbre bastante arraigada en nuestro país que cuando se suscribe un contrato en el cual se establece una obligación de pago de una suma de dinero a plazo, el acreedor solicite, además de la firma del contrato, que se suscriban pagarés.

El arraigo de este proceder me lleva a la conclusión que en nuestro medio, por algún motivo, se considera que el pagaré tiene una mayor fuerza a la hora del reclamo de una obligación en sede judicial y, sobre todo, que quien lo posee tendría una mayor seguridad de su cobro. En mi opinión, esta postura no se ajusta necesariamente a la verdad, ya que el cobro de una obligación depende, fundamentalmente, de la capacidad de pago del deudor, más allá del hecho que firme o no un pagaré.

Cuando recibo consultas sobre el particular, luego de analizar la situación, sugiero que, en casos como el objeto de análisis no es necesario que se firmen pagarés, asegurando eso sí, que en el contrato se establezca con claridad: (i) La suma adeudada, (ii) La forma de pago; (iii) La forma de proceder en caso de mora, incluyendo la caducidad de los plazos en caso de falta de pago de determinadas cuotas.

Si se procede de la forma mencionada en el párrafo anterior, no encuentro motivo alguno para que, además de la firma del contrato, también se suscriban pagarés. Inclusive ello podría implicar la duplicación de la obligación, salvo caso que en los pagarés se incluya la causa de la obligación, lo cual hace en este caso que la firma del pagaré tampoco tenga mucho sentido.

Tengo la certeza que la opinión de mi parte no será compartida por algunos colegas, lo cual es sumamente enriquecedor, ya que la idea fundamental de estas reflexiones, además dar a conocer una posición, es que éstas sirvan como un disparador para las opiniones de los demás.

Marcelo Codas Frontanilla

marcelo@estudiocodas.com

Twitter: @CodasMarcelo

3 comments

  • Osvaldo Osmar Ortiz Alfonso

    22 abril, 2021 at 6:07 pm

    Buenos días se suscribe los dos documentos habida cuenta que el contrato de préstamo de dinero prescribe a los diez años en cambio el pagaré a los cuatro ahí el acreedor tiene más opciones para la ejecución por si prescribe el pagaré puede iniciar otra acción con el contrato

    Reply

  • MIRTA CARDOZO Mercado

    22 abril, 2021 at 7:41 pm

    En la práctica es muy común, pero para mí entender, se duplica la obligación. La pregunta que surge es, cómo resolver la situación en la práctica.

    Reply

  • NELSON LUIS YEGROS LOPEZ

    26 abril, 2021 at 5:03 am

    FELICITACIONES PROFESOR CODAS FRONTANILLA. TENGO UN CASO CASI CALCADO CMO EL DE SU EXPOSISION, SOLAMENTE QUE EN LA ESCRITURA PUBLICA, APARTE DE QUE NO SE FIRMO EL PAGARE SUSTENTATORIO DE LA OBLIGACION HIPOTECARIA, TAMPOCO SE HIZO ALUSION A LA FORMA DE PAGO Y MENOS AUN A LA CADUCIDAD DE LOS PLAZOS Y PRESCRIPCION DE LA OBLIGACION.
    ENRIQUECEDORA SU EXPOSIÓN.
    GRACIAS…!

    Reply

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Estudio Codas

Boquerón Nro. 698 esq. Misiones.

Asunción, Paraguay.

Telefax: +59521 – 206203/4  |  +59521 – 214768